miércoles, 12 de julio de 2023

El poder de superar un mal amor: Un camino hacia la verdadera liberación


 ¿Te han dejado? ¡Felicidades!

Sí, has leído bien. Si te han dejado, deberías estar feliz. Porque el desamor no es malo, al contrario, es lo mejor que te puede pasar. ¿Por qué? Pues porque te libera de la persona que te amarga la vida, te quita la energía, te hace sufrir y te impide ser tú mismo.

No te engañes, si te han dejado es porque esa persona no te quería de verdad. Y si no te quería de verdad, ¿para qué la quieres tú? ¿Para que te mienta, te engañe, te manipule, te critique, te controle, te humille o te ignore? ¿Para que te haga sentir culpable, inseguro, triste o solo? ¿Para que te limite, te condicione, te aburra o te estrese?

No, gracias. Prefiero estar solo que mal acompañado. Prefiero el desamor que el amor tóxico. Prefiero la libertad que la dependencia. Prefiero la felicidad que la infelicidad.


¿Te sientes mal? ¡Anímate!

Ya sé lo que estás pensando. Que el desamor duele, que el desamor es duro, que el desamor es difícil de superar. Que extrañas a esa persona, que la echas de menos, que la sigues queriendo. Que no sabes vivir sin ella, que no tienes ganas de nada, que no ves salida.

Pues déjame decirte una cosa: todo eso es mentira. Mentira que te cuentas a ti mismo para no enfrentar la realidad. Mentira que te impide avanzar y crecer. Mentira que te hace daño y te mantiene atado.

La realidad es que el desamor es una oportunidad. Una oportunidad para conocerte mejor a ti mismo, para valorarte más, para cuidarte más. Una oportunidad para hacer lo que te gusta, para divertirte, para disfrutar. Una oportunidad para conocer gente nueva, para hacer amigos, para enamorarte.

Así que no te sientas mal, siéntete bien. No llores, ríe. No te encierres, sal. No te aísles, socializa. No te resignes, lucha. No te rindas, sigue.


¿Te da miedo? ¡Atrévete!

Quizás pienses que el desamor es el fin del mundo. Que nunca más volverás a encontrar a alguien como esa persona. Que nadie más te va a querer como ella. Que vas a estar solo para siempre. Que no vas a ser feliz nunca más.

Pues déjame decirte otra cosa: todo eso es mentira también. Mentira que te metes en la cabeza para no arriesgarte a cambiar. Mentira que te paraliza y te impide actuar. Mentira que te asusta y te bloquea.

La verdad es que el desamor es el principio de algo nuevo. Algo mejor, algo diferente, algo sorprendente. Algo que no sabes lo que es, pero que está ahí esperándote. Algo que solo puedes descubrir si te atreves a salir de tu zona de confort y explorar el mundo.

La verdad es que el desamor es el principio de una nueva etapa en tu vida. Una etapa mejor, en la que puedes reinventarte, descubrirte y expresarte. Una etapa diferente, en la que puedes aprender, crecer y madurar. Una etapa sorprendente, en la que puedes encontrar, disfrutar y compartir.

No sabes lo que te depara el futuro, pero está lleno de posibilidades. Posibilidades que solo puedes aprovechar si te atreves a salir de tu zona de confort y explorar el mundo. El mundo que te ofrece oportunidades, experiencias y personas.


No Tengas Miedo: Se Valiente

Así que no tengas miedo, ten valentía. Valentía para enfrentar tus miedos, tus dudas y tus errores. Valentía para asumir tus retos, tus metas y tus sueños.

No dudes, confía. Confía en ti mismo, en tu potencial y en tu valor. Confía en la vida, en el destino y en el amor.

No pienses, siente. Siente tus emociones, tus sensaciones y tus pasiones. Siente tu cuerpo, tu mente y tu alma.

No esperes, busca. Busca lo que quieres, lo que necesitas y lo que mereces. Busca tu felicidad, tu bienestar y tu paz.

No sueñes, vive. Vive el presente, el aquí y el ahora. Vive con intensidad, con alegría y con gratitud.

El desamor no es malo, el desamor es bueno. El desamor no es un problema, el desamor es una solución. El desamor no es un obstáculo, el desamor es un reto.


El desamor es lo mejor que te puede pasar.

Y con esto me despido, esperando que este post te haya servido de ayuda y de inspiración. Recuerda que no estás solo en este proceso, que puedes contar conmigo y con todos los que te quieren. Y recuerda también que eres una persona maravillosa, capaz de superar cualquier adversidad y de alcanzar cualquier objetivo.

Te mando un fuerte abrazo y te deseo lo mejor.

Con Cariño, 


Yenny Astrid Londoño.


La Consejera de los Corazones Rotos


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Y tu, Que opinas?